Etiqueta: noelia (página 1 de 2)

¡Me dejaron el carro abombao!

¡Qué difícil es ver a los hijos crecer…sobre todo cuando dejan de oler a bebés!

 

El Eclipse me dejó virá

No me lo niegues. A tí te pasó igual.  El eclipse te cogió justo en la hora de recogido de escuela, ¿y qué hiciste?

Pues si eres como yo, estuvimos debatiendo entre ponerte las famosas gafitas para guiar en la carretera, esperar a que pasara para recoger a tu hijo, y comprarle unos “shades” a las ventanas del carro (como le ponen las mamás a los bebés).  

¡TOTAL! No sé si te pasó, pero yo, que me enredé haciendo mil cosas, casi se me olvidó que había un eclipse pasando, salí sin gafas, me monté en el carro y ni siquiera cerré el sunroof.  No te digo yo, si para detenernos, las madres necesitamos más que un eclipse.  Así es que aquí estoy, ni ciega ni eclipsada, solamente agotada del trajín, los tapones y los corre-y-corres, no de un día de un fenómeno atmosférico, sino más bien, de un día más.

¡A Noelia se le explotó una goma!

Si quieres saber como resolvió Noelia, mira el video que menciona en su vlog y aprende como tú también puedes cambiar la goma de tu auto.

¡Hoy nos vamos “Pro”!

¡A coger calle!

3:15 pm. 93 grados de temperatura en la isla del encanto, ¿y yo? Sofocada esperando a que Ernesto me vea desde el parque donde vino a pasar el día con los amigos.  Uno se debate entre el “¡finalmente verano!” y el “no veo la hora en que empiecen las clases.”

¡Oh sí! No sé si a ustedes les pasa igual.  Llega el verano y a uno le da una piquiña terrible por coger calle.  Atrás quedan los estreses de los exámenes finales, y las prácticas interminables de Ernesto.  Y aún con un presupuesto limitado, las vacaciones no se hacen esperar.  Yo “por si las moscas” ando lista.

Tengo ready el Playlist del Verano que vi en La Milla Xtra, así como el Kit Veraniego que no puede faltar en todo carro.

A fin de cuentas, lo que hace de el verano unas vacaciones inolvidables, son los recuerdos que creamos, el tiempo que pasamos con nuestros seres queridos, las risas, las escapadas de último momento y la espontaneidad que debe reinar en estos días de sol.  ¡Total! Qué ganamos con quejarnos del calor, los polvos y los muchachos “aburridos” porque no tienen nada qué hacer.  En un suspiro, estamos de vuelta al back-to-school, a la rutina de locos, a amanecer temprano, coger el tapón para la escuela, las tardes entre prácticas y tareas.

¡Nah! Déjenme mejor con el calorcito, que nada que una leve escala en la playa, de regreso a casa, no logre resolver.

¿Quieres seguir haciendo vlogs en el carro? ¡Cuídalo!

Está chévere que quieras seguir haciendo tus vlogs, pero que eso no interrumpa el itinerario de mantenimiento de tu auto.

 

¿Qué manías tienes al conducir?

Noelia le está cogiendo el gustito a crear sus video blogs o “vlogs,” y hoy nos comparte algunas de sus manías al conducir.

¿Seguimos? ¡Sí!

Pues aquí le vamos, una vez más a pluma y papel.  La verdad es que el embeleco del vlog me encanta (sí amigos, es un “vlog” porque es un VIDEO blog) pero estoy consciente de que tengo que hacer un poquito más de research para conseguir los juguetitos o “gadgets” que necesito para “pimpiar” mi estudio de grabación móvil.

Desde que subí ese primer video, miren que he recibido sugerencias.  Que si el “stand” para aguantar el celular fijo, que si debo irme más sofisticada y cambiar el celular por una camarita go-pro.  Me han sugerido desde temas que tocar, me han dicho que debo dar el tour de mi carro (para conocer ese rinconcito desde el que he escrito por tanto tiempo), por si fuera poco, me han sugerido que les permita acompañarme en mis visitas al taller, para poder tomar nota de las orejitas para su vehículo.

En fin, yo que creía que llevaba escribiendo tanto tiempo, y resulta que esta aventura apenas comienza, así es que abróchense los cinturones que ¡ahora sí que vamos a dar La Milla Xtra!

Un, dos, tres ¡grabando!

Ok, esto puede cualificar como un poquito de locura, y otro poquito de atrevimiento.  Me tiré la maroma de tratar de grabar mi primer video blog.  ¡Cójanlo con calma conmigo, que estoy aprendiendo!  (pero creo que ya le voy cogiendo el gustito)

¡A ver qué me invento!

Ay amigos de La Milla Xtra, no sé si ustedes están en las mismas, pero como que la llegada del mes de mayo llega con su propio puñado de retos.  El año escolar está en la recta final (se acercan los exámenes finales, fin de clases, principio de verano, exceso de ocio), pero igualmente, uno parece estar más tiempo en la calle de lo usual.
No sé si es que uno anda apagando fuegos, buscando materiales para todos esos proyectos de fin de curso, o es que ya estamos anticipando la necesidad imperante de buscar un campamento antes de que los hijos empiecen a trepar paredes y andamos de una feria de campamentos a la próxima, pero me siento que vivo en el carro, que el baúl del carro empieza a parecer un gran closet dónde se acumulan los materiales de cuanto proyecto existente,  y que cada vez son menos los “intermedios” que me permiten sacar mi bolígrafo para ponerme a escribir.  ¡Pero que no cunda el pánico! Que este desahogo es justo y necesario para mantener la cordura.  Tranquilos, que ya algo se me ocurre, y mientras tanto, sigo corriendo, escribiendo, y tratando de dar “la milla xtra”.

Antiguas entradas

© 2022 La Milla Xtra

Site by Rendija FijaArriba ↑