Categoría: Financiamiento

12 elementos a considerar al comprar un auto usado

Cuando se trata de comprar un auto, no siempre tenemos que ir en busca de uno nuevo de paquete, sobre todo si nuestro presupuesto para el vehículo que buscamos está un poco por debajo del precio.

Los autos usados son una excelente opción, siempre y cuando puedas hacer una compra informada y segura. A continuación, detallamos algunos pasos que debes seguir, según el portal Samarins.com.

Define tu presupuesto: esto aplica a cualquier compra.

Establece el pago mensual que podrías pagar: recuerda que debes dejar espacio para otros gastos relacionados con el vehículo.

Evalúa las opciones de autos: busca una marca y modelo que tenga la mayor confianza y durabilidad.

Compara el valor y el precio: evalúa la condición del vehículo y compara el precio con autos similares.

Elige el carro apropiado para ti: después de evaluar presupuesto, es momento de considerar tus gustos y necesidades.

Evalúa el costo del seguro: el precio de la póliza varía dependiendo de la marca, el modelo y hasta el color, así que lo mejor sería que solicites cotizaciones a varias compañías.

El millaje apropiado: un carro con más de 155,000 millas, probablemente no es un buen negocio, pero lo más importante es comparar millaje y confiabilidad. Por ejemplo, un vehículo con un millaje bajo pero con una confiabilidad igualmente baja puede ser peor negocio que uno con un millaje más alto, pero con mayor confiabilidad.

Cuánto es la edad apropiada: un carro con entre 2 y 5 años es un buen negocio, ya que ha perdido valor, pero aún tiene vida sin requerir mucha reparación. Un vehículo con 1 o 2 años de uso es igualmente una buena alternativa, siempre que aclares la razón por la que el dueño original no lo mantuvo.

¿Necesita reparaciones?: Si el vehículo necesita mucha reparación, probablemente, lo mejor sería que sigas buscando hasta que encuentres uno en mejores condiciones y por el que puedas pagar.

Revisa el historial del vehículo: con el número de identificación del vehículo, puedes verificar su historial de accidentes o reparaciones. Existen varios servicios como Carfax (https://www.carfax.com/cfm/general_check.cfm?partner=kow_a&affiliateId=1292&bannerName=4) que ayudan a encontrar esa información.

Inspecciona el auto: lo ideal es que vayas con un mecánico. Si no es posible, intenta encender el auto y probarlo cuando está frío. Revisa si ese modelo ha tenido algún “recall”.

Evalúa si cualifica para garantía extendida

Guía para salir del “dealer” con un buen negocio

Por La Milla Xtra

El carro que tienes te está dando problemas. Algún hijo entró a la universidad y necesita un carro. Tu carro tiene menos de cinco años, pero te diste cuenta que no se ajusta a tus necesidades. Llegó el momento de comprar el carro.

Para algunos, el hecho de recopilar documentos, ir al concesionario y pasar varias horas para lograr un negocio puede resultar una tarea muy pesada. Sin embargo, con información completa, prioridades claras y un “dealer” confiable, la compra de ese auto nuevo no tiene por qué ser traumática.

Ricardo Irizarry, gerente general de Ventas de los “dealers” Pepe Abad Toyota, Kia y Nissan, asegura que si vas a un concesionario con una trayectoria firme y que asegure un buen servicio, el resto será mucho más llevadero.

Sigue estos consejos para que salgas satisfecho de cualquier transacción que involucre la compra de un vehículo:

Evalúa tu presupuesto y tus necesidades: Antes de pensar en el auto soñado, haz una evaluación sincera de cuánto podrás pagar por el vehículo y de cómo lo usarás.

Acepta orientación: La mayoría de los compradores de Toyota llega al “dealer” con una idea clara del auto que quiere comprar. Sin embargo, es importante tener un poco de flexibilidad y escuchar las recomendaciones de los vendedores que conocen cómo cada vehículo se ajusta a las necesidades de los conductores.

Evalúa las tasas de interés del mercado: Para asegurarte de que logres el mejor interés según tu historial de crédito.

Protege tu crédito: Es importante que los balances de las tarjetas de crédito estén en un 30% o menos del límite de crédito y que el crédito esté lo menos afectado posible. A mayor puntuación de crédito, mejor financiamiento.

Piensa en si necesitas una garantía extendida: Muchos compradores optan por la garantía extendida. Debes evaluar, primero, si planificas quedarte con el vehículo por el tiempo que dure la garantía y si querrás pagarla en efectivo o si la vas a financiar como parte del préstamo.

¿Cómo querrás el seguro? ¿Te conviene anual?: Esta es una decisión personal y económica de cada cliente, razón por la que Irizarry asegura que la póliza anual “no es para todo el mundo”.

¿Necesitas un seguro de vida para el préstamo?: Algunas veces pensamos que este producto no es necesario porque nos sentimos llenos de vida. Sin embargo, aquellos compradores que han tenido algún historial de condiciones críticas, deben contar con este seguro en el presupuesto.

¿Quieres algún producto para garantizar la durabilidad de la pintura o los interiores?: Estos productos aumentan la cantidad del préstamo, pero para un fiebrú que lava su carro para verlo brilloso todas las semanas o para alguien que viaja con niños pequeños, estos productos pueden ser su mayor tranquilidad.

Aros y gomas: La tranquilidad que ofrecen los paquetes de protección de aros y gomas en carreteras como las de Puerto Rico es un factor que todo comprador debe considerar.

Documentos necesarios: Para procesar el préstamo y la compra del vehículo efectivamente, debes llevar licencia, una segunda identificación, un talonario o carta de empleo y recibo de utilidades.

Cuando llegues al dealer: Irizarry explica que lo primero que se hace cuando el cliente llega al concesionario, aparte de ofrecerle agua, café o chocolate, es un proceso que se llama “discovery”, en el cual el potencial comprador explica lo que busca, para qué lo usará y si prefiere algún modelo en específico. Luego, el cliente elige el modelo y precio, a base de su presupuesto y de las recomendaciones del “dealer”. Se evalúa el paquete de financiamiento y, luego de que el cliente ha seleccionado sus alternativas, entra un gerente de financiamiento para ofrecerle todo el menú de productos adicionales, como las garantías extendidas y los tratamientos a pintura y asientos, que mejor se ajusten a la realidad del comprador.

¿Estás listo? Pasa por el “dealer”.

La importancia de la puntuación de crédito

A la hora de tomar dinero prestado, el crédito es una de esas herramientas que te puede abrir muchas puertas o, en caso de que esté comprometido, complicarte un poco el camino.

Ya sea para comprar auto, casa, hacer un préstamo o solicitar una tarjeta, el crédito siempre va a jugar un papel importante.

Se trata de una evaluación de cuán comprometidos están tus ingresos, y aunque tener una puntuación baja no necesariamente implicará que no puedas tomar prestado, sí representará unos intereses mucho más elevados o la aprobación de un préstamo por una cantidad mucho menor a la solicitada. Las puntuaciones de crédito varían entre 300 y 850. Según los portales Credit Karma y The Fiscal Times, aunque cada financiera tiene sus reglas, una puntuación mayor de 700 es considerada como buena, y por encima de 740 es excelente. Se estima que quienes tengan una puntuación mayor a 740 conseguirán las mejores ofertas e intereses y quienes tengan menos de 650 pasarán más trabajo a la hora de conseguir financiamiento.

¿Qué factores se toman en cuenta a la hora de asignar la puntuación de crédito?

La herramienta más utilizada para calcular el crédito es la FICO, que toma en consideración 5 variables:

  1. Historial de pago: muestra si has pagado las cuentas a tiempo o si te has atrasado.
  2. Balances: cuánto debes en cada una de tus cuentas y cuánto del crédito total tienes comprometido.
  3. Historial de crédito: por cuánto tiempo has manejado el crédito.
  4. Mezcla del crédito: de lo que tienes prestado, cuánto es en tarjetas de crédito, préstamos o hipotecas, entre otros.
  5. Crédito nuevo: ¿Cuántas cuentas has abierto en los pasados dos años? Abrir muchas cuentas al mismo tiempo afecta la puntuación de crédito.

Los consumidores tienen derecho a un informe de crédito gratis al año, que pueden tramitar a través de Equifax, Experian o TransUnion.

La mayoría de los expertos aseguran que hacer los pagos a tiempo, comprometer lo menos posible el crédito disponible y evitar solicitar muchos créditos a la vez ayudará a mantener una puntuación alta.

Si por alguna razón, tu puntuación es baja, debes ser consciente que aumentarla tomará tiempo. Lo ideal es que procures cumplir con los pagos a tiempo. Si, por alguna razón, eso no es posible, es importante que te comuniques con las financieras para que puedas elaborar un plan que afecte tu crédito lo menos posible o que consultes a un consejero de crédito certificado

Tener una buena puntuación es posible si te aseguras de no tomar prestado más de lo que no puedas pagar y haces tus pagos a tiempo.

© 2021 La Milla Xtra

Site by Rendija FijaArriba ↑