Etiqueta: blog de Noelia (página 1 de 6)

Esa tercera fila..

¡Ay estos ratos de ocio! Son escasos claro, pero como nos ponen a pensar.  Los otros días pensaba yo en algo tan trivial como la tercera fila de asientos de mi guagua.  Uno compra un carro con planes futuros, como compraría una casa.  Que si va a ser el carro para los “road trips,” que si crece la familia… de ahí es que nació esa tercera fila.

Cuando yo compré esta guagua estaba contando con que la familia iba a crecer, pero no.  Nos quedamos Ernesto y yo.  Ahora, que quede claro que esa tercera fila coge pela.  La vida tiene formas interesantes de mostrarnos que hay distintas maneras de ver las cosas.  Y con Ernesto, aprendí que familia se define de mil maneras.  Cada vez que lo recojo de sus prácticas y se monta re-energizado con sus amigos y compañeros de equipo me doy cuenta de que ellos también son familia.  Veo la alegría que comparten con cada triunfo de su equipo, y la solidaridad que muestran en las derrotas, como si todos fueran uno… porque lo son.

Por eso estoy clara de que no me equivoqué.  Esta guagua que se compró con tres filas para acomodar a la familia que tenía planes de crecer,  ha cumplido con su cometido.  No sólo es el lleva y trae, el escenario de mis terapias (digo, blogs), sino el hogar de la familia extendida, esa que vive… en la tercera fila.

¡Qué deje de llover ya!

Tic, toc, tic, toc… estoy escuchando el relojito del mes de julio, y quedando ya menos de la mitad del mes, aumenta la frecuencia de los anuncios de back to school, los días sin IVU, la venta de uniformes, libros, libretas… ¡AY! YA ESTÁ BUENO.  Se acercan los días de corre corre, las prácticas, las tareas y proyectos de escuela y ¿a dónde se fue el verano?  Pues no sé si a ustedes le ha pasado lo mismo, pero el mio se ha ahogado entre las últimas semanas de lluvias, que curiosamente se intensifican para el fin de semana, cuando el cuerpo me pide playa.

Estas últimas semanas de lluvia le quitan a uno las ganas de todo – el patio de la casa parece un pantano, no hay nada que hacer que no sea ver Netflix… y comer ¿les dije que ¡YA ESTÁ BUENO!?

Estamos claros de que vivimos en una isla y de que la playa está ahí todo el año, pero en verano, tiene un saborcito especial.  Es tiempo de compartir con los nuestros durante días más largos, sin la preocupación de la cartulina que hay que comprar para el día siguiente, o el examen para el que hay que estudiar.  Así es que invocando al dios del sol y el gran poder de Ada Monzón, cruzo los dedos y me despido, no sin antes elevar una plegaria pidiendo que no tenga que cambiar mi carrito por una yola.

¿Sabes cómo limpiar la batería de tu carro?

Dale un “refresh” a tu auto

Todos sabemos que los carros con lo años, no solo pierden su “olorcito a nuevo” sino que pierden su brillo original.  Si el tuyo ya está mostrando las señales de los años, trata estos truquitos para refrescarle el look.

  • Pule los focos.  Con el pasar del tiempo, los focos puede empezar a mostrar un color amarillento.  Faros o “focos”sucios, aparte de que cosméticamente no se ven bien, pueden bajar la brillantez de las luces y ponerte en un mayor riesgo para un accidente.  Un truco sencillo y económico es usar pasta de dientes blanca regular y un paño seco para limpiar los mismos. 
  • Dale una buena cera.  Mantener el exterior de tu carro limpio puede ayudar a tu carro a retener su valor original.  Aparte de que la cera protege la pintura de tu auto de los elementos ambientales que pueden causar la oxidación que le va a restar el brillo a tu carro.
  • Cambia el look a los interiores.  Consigue unas cubiertas para los asientos y para el guía.  No sólo le va a dar un nuevo look, pero los va a proteger del maltrato del día a día.

Cuando tu carro se siente como un reflejo de tu personalidad, vas a estar más inspirado a cuidarlo y a darle cariño para que te dure por más tiempo.

Tu carro y la playa

Este verano, y las altas temperaturas nos piden playa, pero lo que nos pide el cuerpo no es necesariamente lo mejor para nuestro carro.  El agua salada nos encanta, pero el salitre es un mineral blanco, que se encuentra naturalmente en la sal. Está presente en las playas y uno de sus principales daños es que favorece la corrosión de los materiales. Tanto, que no sólo destruye parte de la carrocería, sino que también puede deteriorar el interior del vehículo, incluyendo los elementos metálicos e incluso el motor.

¡Pero no tienes que cancelar los planes de playa!  Si sigues estos consejos, puedes minimizar los daños a tu carro sin alterar tus vacaciones.

  • Cuando vayas a la playa, lávalo regularmente,  idealmente con agua y jabón, así como una esponja y productos específicos para el vehículo y evita hacerlo durante las horas de más calor.
  • Cuando laves tu carro, no olvides limpiar las gomas y los aros donde mayor sucio se acumula, y donde igualmente se acumula el salitre del que hablamos.
  • El salitre viaja con el viento y se pega en cualquier parte del auto, por lo que un elemento de gran ayuda es utilizar un desengrasante o “degreaser”, ya que ayuda a ablandar la sal y así eliminarla más fácilmente.
  • También es importante que laves la parte inferior de tu carro, ya que muchas de sus piezas interiores pueden comenzar a oxidarse por el salitre. Utiliza, con mucho cuidado, una manguera a presión.
  • Por último, utiliza cera para la carrocería y lubricante para protegerlo. Si utilizas cera líquida, te resultará más fácil de retirar que la de pasta y de paso, ayudas a cuidar la carrocería. Si vives en una zona costera, te recomendamos aplicar lubricante de grafito cada cuatro meses y pasarle cera una vez al mes.

¿Sabes cómo cambiar la goma de tu auto?

Con las carreteras como están y el corre-corre en que vivimos, nadie está exento de una goma vacía.  Y en caso de que esto pase, ¿sabes cómo cambiar la goma de tu auto?  Es más fácil de lo que piensas.

Los 5 sonidos más comunes en los carros

Cuántas veces no hemos ido al mecánico sin poder verbalizar exactamente el sonido que escuchamos, y que sabemos puede dar luz a los síntomas de nuestro auto, y la causa de nuestro dolor de cabeza.  Para darte la mano, te ofrecemos algunos de los sonidos más comunes de tu carro, y lo que pudieran significar.

  1. Silbido: Un silbido, o pito, en la mayor parte de los casos se debe a una fuga del tubo de escape. Suele ocurrir cuando los gases son expulsados por un pequeño espacio, que también pueden cambiar el sonido del motor. Igualmente pudiera provenir de una fuga en una manguera defectuosa. En general no representa nada grave.
  2. Crujido o ruido seco: Si al tomar un corte en el camino del auto manifiesta un ruido seco, seguramente nos encontramos frente a un problema en el tren delantero. Problemas de este tipo pueden generar una rotura a largo plazo y comprometer la seguridad de tu auto, por lo que no se debe dejar desatendido.
  3. Chillido al arrancar: Si al prender el motor de tu carro se deja escuchar un chirrido, o chillido, es probable que sea a consecuencia de una correa en mal estado. Igualmente, el defecto pudiera provenir por un tensor en mal estado, que no cumple su función. No compromete la seguridad, pero te puede dejar “tirado” en la calle, por lo que es conveniente solucionarlo lo antes posible.
  4. Detonación: Comúnmente conocido como “pistoneo”, este es un problema que está atado muy de cerca a la calidad del combustible, o la gasolina que uses. Este ruido surge en las aceleraciones o cuando el motor es sometido a demasiada carga. Las consecuencias, si no se soluciona a tiempo, pueden ser críticas para los pistones, y costoso para tu bolsillo.
  5. Zumbido: Si se trata de un auto con tracción trasera, es muy común que el diferencial genere con el tiempo un molesto zumbido al elevar la velocidad. Pero también puede ser producto de la caja de velocidades, por lo que no queda reservado sólo a vehículos con este tipo de tracción. No anticipan una rotura inmediata, pero deberá ser reparado lo antes posible.

Los carros favoritos de los Millennials y la Generación-X

Así como varían los gustos en muchísimos aspectos, entre Millennials y la Generación-X, los gustos con relación a los autos también varía grandemente entre ambos.  Recientemente el portal Indystar publicó un nuevo estudio realizado por Autolist con las autos preferidos de ambos.

El auto más común para ambas generaciones es el Honda.  Los Millennials tienden a preferir el Civic, que es más compacto, mientras que aquellos conductores pertenecientes a la Generación X prefirieron el Accord, que es un auto ligeramente más grande.

Tal vez más que los fabricantes y modelos de autos escogidos por cada generación, es el tiempo que cada usuario pretende usar su auto.  La mayoría de los Millennials planifica quedarse con su carro de tres a cinco años. En contraste, la mayoría de los conductores de la Generación X esperan poder usar sus autos por más de una década.

Estos autos son los predilectos de cada generación, por categoría.

SUV

  • Gen X: Toyota RAV4
  • Millennials: Honda CR-V

Trucks

  • Gen X: Ford F-150
  • Millennials: Chevrolet Silverado 1500

Auto de Lujo

  • Gen X: BMW 3 series
  • Millennials: Cadillac CTS

¿Vas a dejar tu carro solo por mucho tiempo?

Si vas a estar fuera de casa por algún tiempo prolongado, este es un error común, que pudiera ser costoso a largo plazo, pero igualmente, es un error fácil de evitar.

Desconectar la batería de tu auto antes de salir de viaje podría potencialmente ahorrarte la necesidad de reemplazarla con una nueva cuando regreses.  Si no estás conduciendo tu vehículo, los sistemas eléctricos como la computadora y el el reloj pudieran lentamente drenar la batería – lo que significa que tu auto puede no encender si lo dejas apagado y desatendido por mucho tiempo.  Este es el caso, sobre todo en el caso de autos nuevos y más avanzados.

Obviar este detalle, no solo puede representar el costo promedio de una batería nueva (que fluctúa entre $40 y $200 más instalación).

Así es que antes de que arranques de vacaciones de verano, recuerda desconectar tu batería antes de desconectarte y podrías economizarte muchos dolores de cabeza (y dinero) a tu regreso.

10 orejitas simples para mantener tu carro saludable durante el verano

A diferencia nuestra, resulta que nuestro auto no tiene derecho a vacaciones y los días calurosos del verano pueden presentar unos retos personales a la transportación y mantenimiento de tu carro.  Esta corta lista, puede ayudar con esa tarea.

  1. Sistema de coolant
    En adición a revisar el nivel de líquido de coolant en tu carro, asegúrate de inspeccionar el estado de las mangas y la reserva de coolant. Verifica para liqueos.
  2. Correas del motor
    La serpentina que corre entre el alternador, abanico y varios otros componentes puede deteriorarse, soltarse, chillar y en algunos casos pueden partirse sin razón aparente. Verifica que no sea hora de cambiar las mismas.
  3. Parabrisas
    Las lluvias de estos días son el recordatorio constante, pero no está de más estar pendiente. El verano es el momento perfecto para verificar que no sea hora de reemplazar las gomas.
  4. Otros líquidos esenciales
    Revisa el aceite, líquido de los frenos, power steering, y el líquido de los parabrisas.
  5. Aire acondicionado
    Si hay una época en el año en que vas a necesitarlo, es ahora que te vas a dar cuenta. Verifica que el sistema de refrigeración de tu auto esté en condiciones. Consigue un mecánico cualificado que verifique el sistema.
  6. Filtro del aire
    Las hojas secas, el sucio y polvo acumulado, son algunas de las cosas que pueden tapar el filtro del aire. Ahora puede ser un buen momento para comprar uno nuevo o sacar el existente y limpiarlo.
  7. Gomas
    Las gomas deben ser revisadas todo el año. Revisa que la presión sea la correcta, que no tengan abolladuras, estén libres de clavos o piedras incrustadas que puedan estar tapando algún hoyo en las mismas.
  8. Cubierta para el tablero de instrumentos
    Para cuando no estés guiando pero el carro todavía esté en el sol, una cubierta (sunshade) protege el tablero contra los rayos ultravioletas y ayuda a mantener la cabina más fresca.  Considera cubiertas igualmente para las ventanas laterales, para ofrecer protección para los pasajeros más pequeños

 

Antiguas entradas

© 2022 La Milla Xtra

Site by Rendija FijaArriba ↑